Actualidad

Notícias, ideas, pensamientos y reflexiones para re(inventar) la comunicación

¿Hacia dónde va el periodismo?

per | 14/06/2022 | Comunicación, General, Periodismo | 0 comentarios

El periodismo siempre ha sido considerado como el culpable de muchos males. Durante 27 años y medio, esa fue mi profesión. Me la tomé tan en serio como cualquier profesional de cualquier otra disciplina se toma la suya, y la disfruté al máximo. Ahora, viéndolo desde la distancia, me pregunto ¿hacia dónde va el periodismo en este país? El panorama se me antoja, sinceramente, desolador.

Forofismo, tertulianismo, intrusismo (no todo el mundo sirve para hacer periodismo, ni tampoco para comunicar), falta de cultura general, planteamientos erróneos sobre el funcionamiento de un medio… Hay muchísimos factores que están llevando a esta profesión tan bonita -cuando puedes y te dejan ejercerla- a un callejón sin salida y a un descrédito general (con contadas excepciones). 

Para empezar, la precariedad laboral. Sí, precariedad laboral que han ido impulsando las empresas desde la crisis de 2008 y que parece no tener fin. Se han aprovechado de esos tiempos complicados para ir reduciendo plantillas y llenar los huecos con personas a las que pagan sueldos irrisorios, valiéndose de la ilusión que tienen por trabajar en algo que les gusta… aunque luego la realidad les estalle en la cara.

Le sigue la falsa premisa de que, a más cantidad, mejor y, además, rápido. Se publican noticias falsas, erróneas, de otros medios, de lo que es tendencia en ese momento. Hay que rellenar y rellenar, sacarlo todo ¡y de inmediato! Y se pierde así la autoría y la identidad de marca. Porque, para un buen artículo, además de conocimientos y contactos, hace falta tiempo y reflexión. No los hay.

Esto me conduce a nuestro blog del 3 de mayo en el que hablamos del poder de las redes sociales, que enlaza con el siguiente punto a considerar: para rematar la radiografía, la aparición de nuevos formatos ha llevado a muchas empresas a obligar a sus profesionales a convertirse en un ‘hombre/mujer orquesta’. Ya no sólo escribes. Tienes que hacer tweets, fotos, vídeos, podcasts, posts, reels… Porque eso da ‘clics’. Una palabra que odio porque, a mi entender, significa pan para hoy, pero hambre para mañana. 

Haciendo menos, el periodista lo haría mejor. No tengo dudas. Como tampoco las tuvo el editor de The New York Times, Arthur Sulzberger Jr., como señaló en su discurso de aceptación del premio Marion Dönhoff al Times, en 2017: “Mientras otras organizaciones periodísticas se han visto obligadas a cortar, cerrar o perseguir clics, el Times ha prosperado todos estos años con el aumento del periodismo de calidad y poniendo a sus lectores en primer lugar”. Esto implica “darles el tiempo y los recursos necesarios a los reporteros para que puedan hacer un gran trabajo”. Y no sólo en el papel sino también en su web que, en la actualidad, cuenta con 10 millones de suscriptores. Ambos formatos no son incompatibles si se cuidan por igual, pero, claro, se requiere inversión y esa es una palabra tabú en muchas partes.  

Ofrecer calidad escasea. Aunque, para mí, lo más triste es que la profesión no se ha defendido. No lo hizo en sus inicios, no lo ha hecho nunca y no lo hará tampoco ahora. Sin embargo, no todo vale. O no debería…

0 Comentarios

Envia un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias

Las newsletter como herramienta de comunicación

Las newsletter como herramienta de comunicación

Información y ventas se confunden muy a menudo Que levante la mano quien no recibe diariamente en su cuenta de correo electrónico alguna newsletter ya sea informativa o de producto. Es evidente que cada mañana cuando abrimos la tapa del ordenador y activamos nuestra...

Twitter