Gestión de crisis

Gestión de crisis

Dicen, y lo sabemos por experiencia, que las crisis no las provocan los hechos, sino la forma de reaccionar. Y es aquí donde Síntesis aporta todo su conocimiento en la gestión de comunicación de crisis, después de haber intervenido en múltiples eventos de amplia repercusión, ya sea en el ámbito medioambiental, de infraestructuras, de servicios o político.

Ayudamos a empresas, organizaciones y personas con proyección pública a superar los momentos en los que está en juego su reputación y a mejorarla.

Consultoría

Consultoría

Nuestra principal tarea consiste en ayudar a las empresas, instituciones y organizaciones a trazar un camino, a no tener que improvisar las políticas y las acciones de comunicación. Y lo hacemos mediante la elaboración de un Plan Estratégico de Comunicación y Marketing que recoge todas las herramientas y acciones necesarias para comunicar adecuadamente y todos los pasos que hay que dar para conseguir los objetivos establecidos por la dirección de estas empresas: vender más, ser más conocidos, ser más valorados, generar más confianza o todo.

Aula de Comunicació

Aula de Comunicació

Ajudar directius i responsables d’empreses i institucions a conèixer, entendre i afrontar la comunicació. Aquest és l’objectiu de l’Aula de Comunicació, un servei de formació no convencional pensat per a empreses, institucions i tot tipus d’organitzacions que vulguin preparar-se millor per fer front a les complexitats actuals del món de la comunicació: relacions amb els mitjans, coneixement i relació amb els interlocutors, comunicació de crisi, comunicació corporativa…

En Síntesi podemos hacer mucho por ti ¡Contáctanos!
  • Comunicafácil
Comunicafacil

¿Quiere vender más?
¿Quiere ganar clientes?
¿Quiere fidelizar sus lientes?
¿Quiere generar confianza?
¿Quiere mejorar la imagen de su negocio?

Yo soy el medio, yo construyo mi reputación

Desde hace unos años, la llegada de la revolución digital ha cambiado el panorama de los medios de comunicación tradicionales. En el nuevo escenario, el consumo de medios digitales no ha parado de crecer en detrimento de la prensa escrita, la radio y la televisión convencionales. Al mismo tiempo, la realidad comunicativa ha cambiado y cualquier ciudadano es un medio de comunicación en potencia. En el mundo digital, cada día nacen nuevos ciudadanos-influencers que generan sus propios canales de comunicación desde los que prescriben o critican organizaciones, avalan o derrumban productos o destacan o atacan servicios, avalados exclusivamente por la credibilidad que tiene hoy en día cualquier ciudadano anónimo en las redes sociales. Una credibilidad que, casi siempre, no es definida por la experiencia o el conocimiento sobre un tema, sino por el simple hecho de no ser una fuente oficial.

A pesar de esta realidad, se calcula que sólo el 5% de las empresas utilizan sus propios medios para comunicar. Muchas de estas empresas tienen página web, newsletter, redes sociales, blogs, app … y muchos otros medios, pero en lugar de utilizarlos como medios de comunicación propios, demasiado a menudo, se limitan a publicar contenidos con poco valor añadido, excesivamente comerciales o marketinianos o simplemente a replicar contenidos de terceros y desperdician el enorme potencial que supone disponer de canales de comunicación propios que les permiten conectar directamente con sus diferentes públicos.

La importancia de los medios propios

Desde Síntesi, ya hace tiempo que defendemos que, en la nueva realidad, las empresas ya no necesitan sólo difundir sus contenidos mediante los medios de comunicación tradicionales. ¿Por qué depender de un tercero cuando tenemos al alcance la posibilidad de crear nuestros propios medios de comunicación en los que difundir contenidos de interés para nuestra organización y nuestras audiencias y construir nuestra reputación sin interferencias externas? ¿Por qué difundir nuestras informaciones en audiencias limitadas cuando nuestros medios pueden tener un alcance mucho mayor o mucho más acotado a nuestros públicos de interés? ¿Debemos hacer grandes inversiones en medios tradicionales y digitales cuando está demostrado que puede ser más rentable invertir en una estrategia de contenidos propia? ¿Tiene sentido mantener y alimentar medios propios con contenidos que no aportan valor a nuestra organización?

En Síntesi lo tenemos muy claro. El valor de los contenidos propios es importantísimo para cualquier organización y, si somos capaces de diseñar una buena estrategia de contenidos, no dependeremos únicamente de los medios de comunicación externos, ni de ciudadanos-influencers para construir la reputación de nuestra organización.

Ventajas de ser el medio de comunicación

Utilizar nuestros canales como medios de comunicación nos permite:

  • Generar conocimiento y confianza. Si nosotros no explicamos quiénes somos y qué hacemos para nuestros públicos, qué interés podemos tener en hacerlo exclusivamente a través de los medios de comunicación tradicionales, cuando todos sabemos que su papel de intermediarios con la sociedad se ha visto muy menguado en los últimos años. Explicar nuestra actividad, nuestra misión, las soluciones que ofrecemos o resolver dudas vinculadas con la actividad de la organización nos ayudan a mejorar el conocimiento que nuestros públicos tienen de nuestra organización y favorecen que confíen en nosotros. Por ejemplo, es bastante probable que un lector asiduo del blog de una organización la elija cuando necesite uno de sus servicios por delante de empresas de la competencia
  • Construir la reputación de la organización. La producción de contenidos propios favorece el conocimiento de los valores y la manera de hacer de la organización, mejora la reputación de la organización a todos los niveles y genera comunidad.
  • Incrementar el tráfico en la web. La producción de contenidos relevantes es una de las claves para conseguir un buen posicionamiento en Google e incrementar el tráfico en la web. Según varios estudios, las empresas que trabajan los contenidos propios tienen el doble de visitas a su página web,
  • Conocer mejor a los usuarios. Una buena estrategia de contenidos incentiva la relación con los usuarios de las organizaciones. Gracias a esta relación, las organizaciones pueden conocer mejor a sus públicos y ofrecerles soluciones adaptadas a sus necesidades.

El plan editorial

En el escenario actual, la clave para las organizaciones que quieren convertirse en medios de comunicación es disponer de un plan editorial que defina la estrategia de contenidos propios. Este plan editorial debe:

  • Definir cuáles son los contenidos de valor propios que la organización puede ofrecer a sus públicos. Es muy importante que estos contenidos de valor estén vinculados a la actividad de la organización. Por ejemplo, una entidad bancaria puede ofrecer contenidos educacionales sobre finanzas, pero no debería crear contenidos gastronómicos, tales como recetas de cocina.
  • Planificar la periodicidad de publicación de cada una de las tipologías de contenidos definidas. ¿Publicaremos todos los días? ¿Una vez a la semana? ¿Una vez al mes?
  • Definir los formatos que utilizaremos para cada tipo de contenido (texto, vídeo, audio, infografía, fotografía …)
  • Establecer en qué canales propios se distribuirá cada contenido para conseguir una máxima eficiencia comunicativa.
    Este plan editorial será el mapa de carreteras comunicativo de la organización que quiere convertirse en medio de comunicación y no dejar su reputación en manos de terceros. Un paso necesario para no depender únicamente de los intermediarios.
< |||| > 1 2 3 4 5