Información, sí; pero fiable y sin excesos

Información, sí; pero fiable y sin excesos

Por el 1/04/20 en Comunicación | 0 comentarios

En situaciones de catástrofes y emergencias, siempre se ha valorado la información como un pilar para la resiliencia de la ciudadanía. Hemos necesitado información continuada, contrastada, clara y útil para superar algunas circunstancias traumáticas que nos ha tocado vivir en nuestra historia más reciente.  Y el papel de las fuentes de información fiables ha sido clave para gestionar adecuadamente estas situaciones y para recuperar la normalidad.

Ahora, con la crisis de la COVID-19, los ciudadanos nos encontramos con una pandemia de datos, opiniones, historias, consejos que nos cuesta digerir y gestionar. El acceso masivo a la tecnología y el poderoso efecto propagador de las redes sociales está provocando desinformación e hiperinformación, dos fenómenos contrarios al objetivo vital que tenemos de ser ciudadanos bien informados, comprometidos y exigentes.

Fuentes fiables

Es necesario estar informados, pero accediendo a fuentes fiables, desechando los bulos y las noticias falsas. Lo único que consigue la desinformación es aumentar el alarmismo o, justo lo contrario, generar un hastío entre los ciudadanos, que comenzamos a dudar sobre la conveniencia de acceder diariamente a las noticias.

También es importante dosificar el tiempo que dedicamos a conocer lo que está pasando, ya que una hiperinformación puede provocar desequilibrios emocionales, como ansiedad o estrés, al no poder asimilar tanta información que nos llega por los diferentes canales.

Por todo ello, hoy más que nunca, es importante ser especialmente prudentes y hacer un ejercicio de selección de fuentes de información autorizadas y de calidad que nos ayuden a comprender la realidad; pero tampoco abusar, consumir solo la información que podamos gestionar de forma adecuada, sin llegar a la obsesión o a la frustración.

Y luego, sí, después de la mesura y la seriedad, también mucho humor con memes, chistes y situaciones surrealistas; que a los ciudadanos libres y bien informados también nos gusta reírnos.

Buenas prácticas

Algunas prácticas que nos pueden ayudar a estar correctamente informados durante estos días son:

  • Acceder a las fuentes de los organismos oficiales que transmiten información actualizada.
  • Comprobar los contenidos en varios medios de contrastada validez: periódicos, universidades, asociaciones profesionales, etc.
  • Identificar e investigar el medio donde se ha publicado el contenido; comprobar si tienes redes sociales.
  • Revisar el contenido identificando al autor, la fecha de publicación y las fuentes que menciona.
  • Leer el texto completo. En ocasiones, los titulares y las imágenes son exagerados con el objetivo de llamar la atención, pero luego no se corresponden con el resto del texto.

Además, en esta tarea no estamos solos; empezamos a tener ayuda externa. Por ejemplo, la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp está trabajando en una nueva herramienta para ayudar a los usuarios a comprobar bulos, mientras que Instagram y Facebook eliminarán las noticias falsas sobre el coronavirus que se difunden en sus redes sociales.  Y en Twitter se ha puesto en marcha una nueva herramienta que dirige las búsquedas sobre el coronavirus a la página del Ministerio de Sanidad y a la cuenta de @SaludPublicaEs.

También, las páginas web como Maldito Bulo o Newtral, que se dedican a la verificación de información, nos puede ayudar a detectar si lo que estamos leyendo o escuchando es un fraude. El propio Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) ofrece el número gratuito 017 para resolver dudas sobre cualquier cuestión relacionada con la ciberseguridad.

Por último, estas son algunas webs que pueden ser de utilidad para diseñaros vuestra propia biblioteca de fuentes de expertos.

Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social: https://www.mscbs.gob.es/
Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios: https://www.aemps.gob.es/
Organización de Consumidores y Usuarios: https://www.ocu.org/
Maldito bulo: https://maldita.es/
Organización Mundial de la Salud: https://www.who.int/
Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades: https://www.ecdc.europa.eu/en
Comisión Europea: https://ec.europa.eu/info/index_es
Centro de Estudios de Demografía y Ecología de la Universidad de Washington (mapa) https://hgis.uw.edu/virus/

Haz un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.