Manipulando que es gerundio

Manipulando que es gerundio

Por el 10/03/20 en Comunicación, Tendencias | 0 comentarios

El pasado mes de noviembre, Twitter anunciaba su nueva política relativa a los contenidos multimedia falsos y alterados. Con esta nueva política, Twitter pretende ofrecer a sus usuarios una información fiable y contrastada en un paso más en la lucha de las redes sociales contra las fake news. Dicho y hecho. Y, ¡oh sorpresa!, el primer tuit etiquetado con la nueva etiqueta “Manipulated media” ha sido, si más ni menos, que un tuit de Dan Scavino, director de social media de la Casa Blanca, posteriormente retuiteado por Donald Trump, que siempre ha destacado por utilizar las redes sociales según sus intereses.

El video tuiteado por Scavino utiliza imágenes tomadas durante un discurso del candidato presidencial demócrata Joe Biden y fue editado para que pareciera que Biden, había respaldado accidentalmente a Trump para la reelección en un acto electoral en Kansas City.

En la versión manipulada del video, Biden dice «Disculpe. Solo podemos reelegir a Donald Trump «. Cuando lo que Biden realmente dijo fue «Disculpe. Solo podemos reelegir a Donald Trump si, de hecho, nos involucramos en este pelotón de fusilamiento circular. Tiene que ser una campaña positiva «. La manipulación está servida.

Eficacia de la etiqueta

Gracias a la nueva política de Twitter, el video aparece ahora con la etiqueta “Manipulated media”. Y si bien, es un primer paso en la lucha contra los contenidos falsos en Twitter, tendrá que demostrar su eficacia. De momento, lo que está claro es que, a pesar de la etiqueta, el tuit fue visualizado por más de 5,9 millones de personas en menos de 24 horas. ¿Curiosidad o ineficacia de la misma? ¿Puede suceder que a pesar de la etiqueta los contenidos manipulados sigan viralizándose y que la etiqueta sea “invisible” para un porcentaje importante de usuarios?

De hecho, la medida de Twitter ha generado indignación ante los seguidores de Dan Scavino que defienden que el tuit no fue modificado y que esas fueron en realidad las palabras de Biden. “El video simplemente fue cortado, no manipulado”, “según está lógica todos los videos de Twitter están manipulados”, Twitter está sentando un peligroso antecedente” son algunos de los tuits publicados en respuesta a la medida.

Aunque aún es pronto para valorar la medida, de momento, todo apunta a que, a pesar de todo, la burbuja de filtros funciona como un reloj suizo. Las personas favorables a Trump siguen creyendo que el video no está manipulado a pesar de la etiqueta y sus detractores siguen acusándolo de manipular las redes sociales, igual que harían sin etiqueta. Como decía Giuseppe Tomasi di Lampedusa, “todo cambia para seguir igual.”

 

 

 

 

Haz un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.